Noticias del sector

tl_files/Images/linea_roja.jpg

Para visualizar las noticias haga click sobre la columna izquierda en uno de los item que sea de su interés.

Generalidades sobre el cobro en la propiedad horizontal

El concepto de la propiedad como ya se ha citado con anterioridad nace de la unión de dos derechos paralelos. Es decir, son horizontales.

En la propiedad horizontal se permite por una parte el derecho de dominio del bien privado y adicional se participa porcentualmente del derecho de uso de unos bienes comunes a todos los dueños. Su integración es absoluta y no pueden ser materia de enajenación, transferencia o embargo en forma separada.

La propiedad horizontal en Colombia ha tenido históricamente un avance en lo que derechos y deberes se refiere, no es un tema nuevo como se refieren algunos, sus antecedentes se remontan al año de 1948 cuando con la ley 182 del 29 de diciembre, se empezó a reglamentar esta modalidad inmobiliaria que aparece como consecuencia de la reconstrucción urbanística en la capital de la república, luego de los incidentes del Bogotazo, también se da como respuesta al acelerado crecimiento de las ciudades, esta idea sacada de lo modos americanos llego a nuestro país para formar enormes conglomerados, en donde incluso se combinan las copropiedades dando lugar a la integración con actividades comerciales, industriales y recreativas.

La ley 675 del 3 de agosto de 2001 viene a ordenar bajo un solo régimen la actividad de la propiedad horizontal e incorpora en una sola persona los derechos individuales exclusivos y los comunes e inseparables de estos. La institución así surgida es una persona jurídica de derecho privado cuyas actividades tienen que desarrollarse con propósitos puramente sociales, lo que las enmarca dentro de las organizaciones civiles sin ánimo de lucro, con obligaciones de tipo contable y tributario señaladas por la ley para las entidades así creadas.

Aunque todas las copropiedades tiene diferentes tipos de problemáticas, existe uno en común para todas y este es el manejo contable, si bien es cierto las matemáticas son unas solas, también lo es que existe un tratamiento diferenciado, pues estas se tratan de obligaciones Civiles – proppter rem son aquellas en que el obligado no está determinado sino por su relación con la cosa, Son considerados una subespecie de la categoría ob rem, es decir, aquel derecho u obligación que tiene su origen en una cosa determinada, que se goza o que está gravado con él mientras se es titular de dicha cosa y precisamente por serlo, sin embargo el desprendimiento de aquel derecho no implica que la obligación fenezca o desaparezca, sino que solidariamente es trasladada al nuevo comprador, aunque esto ha sido materia de múltiples debates, vale la pena resaltar que este concepto de se desprende de la ley que actualmente regula esta materia, sino como lo mencionábamos antes de nuestra ley civil.

De tal manera y a modo de síntesis debemos decir que en materia de obligaciones en la propiedad horizontal, debe tener en cuenta las siguientes reglas.
  1. Cuando existe mora en el pago de las obligaciones se persigue el inmueble indistintamente de la persona sobre quien recaiga el derecho de propiedad
  2. Las cuotas de administración Ordinarias generan intereses de mora reglados en el Art. 30 de la ley 675 de 2001.
  3. La forma de aplicar los abonos será primeramente a los intereses de lo más antiguo a lo presente y luego capital si hay lugar.
  4. Nunca se deben expedir recibos de caja aplicando pagos a cuotas presentes, si existe una obligación anterior.
 

Volver